Transeúntes y milagros del mercado

Escrito por Adam Smith Teoría del Sentimiento Moral o Riqueza de las naciones, Joseph Addison y Richard Steele comenzaron su propio proyecto para retratar y educar a la emergente clase mercantil del Londres del siglo XVIII.su proyecto – un espectador[1] Publicado entre 1711 y 1712, es un tesoro de humor, crítica literaria, chismes políticos y sociales y consejos para el hombre o la mujer en ascenso de principios del siglo XVIII. Para los amigos de este sitio, también es una fuente agradable e importante de reflexión temprana sobre el mercado.

Número 69 espectadorpublicado el 19 de mayo de 1711, comienza: “No hay lugar en el pueblo que me guste tanto visitar, intercambio realTodo el número está dedicado a la glorificación del comercio y el comercio. Se trata de una maravillosa carta de amor de cuatro páginas sobre la propensión humana a los camiones, el trueque y el intercambio. De hecho, la vista conmovió al autor de este número especial, Joseph Addison. espectadorderramó lágrimas de orgullo y gratitud.

Addison primero enfatizó la calidad internacional del intercambio, como un comercio de las Naciones Unidas.

Creo que High-Change es un gran parlamento con todos los países importantes representados. Los factores en el mundo del comercio son embajadores en el mundo de la política, negocian asuntos, concluyen tratados y mantienen una buena correspondencia entre las sociedades humanas ricas separadas por océanos, o que viven en los diferentes bordes de los continentes. A menudo me complace escuchar que se resuelve una disputa entre un residente japonés y un concejal de Londres, o ver al súbdito de un magnate aliado con uno de los zares de Moscú. Estoy muy feliz de comunicarme con estos ministros de comercio, que se distinguen por sus diferentes formas de andar y sus diferentes idiomas: a veces estoy acurrucado en un grupo de armenios, a veces me pierdo en un grupo de judíos, a veces en un grupo de holandeses hago uno. . He sido danés, sueco o francés en varias ocasiones…

[It is well worth noting, by the way, Addison’s sanguine acceptance of being “lost in a crowd of Jews.” Jews had only been readmitted to England in 1656, 55 years before Addison is writing, after a banishment that had lasted since 1290. In Addison’s Royal Exchange, though, they are merely another set of traders among all the other traders, and no longer the reviled and exiled outsiders of just a few decades before.]

Curiosamente, este galimaufry internacional no es la pérdida permanente de identidad nacional que Addison imaginó. De hecho, estaba inmensamente orgulloso de que la ONU comercial tuviera su sede en Londres. La ubicación británica “satisfació mi vanidad, siendo inglés, al ver a compatriotas y extranjeros tan ricos congregarse para discutir los asuntos privados de la humanidad y hacer de esta metrópolis una especie de centro comercial para todo el planeta”. centrándose más en los beneficios de todo este comercio para los británicos. Creía que los británicos procedían de una isla de escasos recursos y que sin comercio no tendrían nada.

[Our] Los melones, nuestros melocotones, nuestros higos, nuestros albaricoques y cerezas, extraños entre nosotros, importados en diferentes épocas y naturalizados en nuestros jardines ingleses; ten piedad de nuestro sol y suelo, ambos se degradarán y caerán en la basura de nuestro propio país. . El tráfico tampoco enriquece nuestro mundo vegetal más de lo que mejora toda la naturaleza de nuestro medio. Nuestros barcos están llenos de cosechas para todos los climas: nuestras mesas están llenas de especias, aceites y vinos: nuestras habitaciones están llenas de pirámides chinas y decoradas con artesanía japonesa: nuestras corrientes de aire matutinas vienen de los confines más lejanos Un rincón de la tierra: Reparamos nuestros cuerpos con medicinas americanas y descansamos bajo el alero indio. Mi amigo Sir Andrew llama a los viñedos de Francia nuestros jardines. La Isla de las Especias es nuestro caldo de cultivo, los persas son nuestros tejedores de seda, los chinos son nuestros alfareros. La naturaleza nos brinda las necesidades más básicas de la vida, pero Traffick nos brinda cosas más útiles, al tiempo que nos brinda todo lo necesario para la comodidad y la visualización. Tampoco es la parte más importante de nuestra felicidad, y mientras disfrutamos de los productos de los más lejanos norte y sur, no nos afecta el clima extremo que los dio a luz; nuestros ojos se refrescan con los verdes campos de Gran Bretaña, y al mismo tiempo al mismo tiempo que el paladar también se deleita con la fruta que sube entre los trópicos.

Lo que salvó a Addison de las acusaciones de que simplemente quería que el mundo entero fuera el sirviente y proveedor de Inglaterra fue su pronta admisión de que el comercio era una calle de doble sentido. “Los musulmanes usan nuestra ropa fabricada en Gran Bretaña, y los habitantes de las regiones heladas usan nuestra lana para calentarse”.

Este himno a las gloriosas oportunidades que brinda el comercio es común en escritos posteriores.Por supuesto, vemos esto en el trabajo de Smith. Riqueza de las naciones Más tarde en casa de Read yo, lápiz. Es una evocación literaria de un momento de asombro cuando uno se da cuenta exactamente de hasta dónde opera el comercio y de dónde provienen incluso nuestros objetos más mundanos. (El libro de Thomas Thwaites tiene una buena analogía contemporánea, Proyecto Tostadora, Detalla sus intentos de hacer una tostadora, todo por su cuenta. ) espectador Es interesante descubrir que las personas notan estos momentos durante mucho más tiempo de lo que la mayoría de nosotros pensamos.

La declaración final “No hay miembros más útiles de la Commonwealth que los comerciantes. Ellos unen a la humanidad en relaciones mutuamente beneficiosas, distribuyen los dones de la naturaleza, encuentran trabajo para los pobres, enriquecen a los ricos y aumentan la gran brillantez, ” audiencia #69 Definitivamente encontrará fans entre los fans de Econlog.

[1] adam smith posee todas las revistas encuadernadas espectador, Se hizo muy popular mucho después de que el periódico dejara de publicarse diariamente.Se ha trabajado mucho sobre los efectos de Addison y Steele audiencia Sobre las reflexiones de Smith sobre el espectador imparcial.

Sarah Skwire es investigadora sénior en Liberty Fund, Inc. Escribe regularmente en Finanza Ceroy AdamSmithWorks.

Toda la información expuesta en este articulo es solo de carácter informativo, esta compuesto por una recopilación de información de internet. No necesariamente esta actualizada o debe ser tomada como una fuente

(Visited 1 times, 1 visits today)